Print documentText normal sizeText medium sizeText larger size

17/12/2008

“El sistema de cajoneras es arcaico”

La Vanguardia

Entrevista con Sergi Garcia, gerente de LOGINFAR


El robot Rowa para el sector farmacéutico ha logrado un liderazgo sin precedentes en nuestro país debido al alto grado de satisfacción de quienes lo han instalado

Hace 23 años que el equipo de Loginfar está trabajando en el sector farmacéutico. No fue hasta 1995 que crearon el grupo. Su filosofía se basa en una clara vocación de servicio, ser la empresa de tecnología que la farmacia necesita para afrontar los nuevos retos que se están produciendo, como la receta electrónica, y los que están por venir. De entre sus productos, un programa de gestión integral y un robot inteligente para facilitar el contacto del farmacéutico con sus clientes.

-¿Qué ha convertido a Loginfar en líder de su sector?
Nuestra preocupación por el sector farmacéutico desde un punto de vista de servicios; la farmacia en los últimos años ha atravesado diferentes situaciones en las cuales hemos vivido cómo se ha hecho una implantación de tarjeta sanitaria, de TSI, hasta ahora, que entramos ya de lleno en la implantación de la receta electrónica, por lo que queremos aportar soluciones a todos los campos. También se debe a nuestra apuesta por productos de primera línea: Nixfarma, en cuanto a solución informática, es líder en todo el mercado y territorio español; y el robot Rowa, líder absoluto en todo el mercado europeo. En España contamos con unas 230 farmacias robotizadas, de las cuales 45 están en Catalunya.
-Háblenos del robot Rowa. ¿Cómo ha mejorado el funcionamiento de las farmacias y cómo ha ayudado a los farmacéuticos?
La idea del robot nació para que el farmacéutico pudiera dedicar más atención a sus clientes. La farmacia que no está robotizada se encuentra con la problemática de que el farmacéutico se tiene que ausentar para ir a buscar el producto a las cajoneras. Cuando vuelve al mostrador se encuentra a dos, tres, cuatro personas más, con lo cual, y por muy buena voluntad que quiera poner, se complica el diálogo con el cliente. Hay un dato muy significativo en nuestra experiencia en robótica, y es que las farmacias robotizadas han sido capaces de captar la atención de personas que no eran clientes fidelizados, es decir, población flotante que compra en distintos puntos de venta. Lo importante es poder dar un motivo para que ese cliente potencial venga a tu farmacia, y éste se puede encontrar en cuanto a que se sienta mejor atendido o simplemente satisfaciendo el hecho de que las personas que están atendiendo tras el mostrador están siempre allí, dando una sensación de agilidad. Por más gente que haya en la cola, lo que se da a entender subliminalmente es que se va a ir rápido. El robot ayuda, además, a la gestión propia de la farmacia: una farmacia no robotizada ha de poner una persona dedicada horas a colocar los productos en los cajones, que es una de las labores importantes, porque un error en la colocación de un producto supone una pérdida (imaginemos uno de baja rotación, en el que sólo tenemos una unidad, si ese medicamento no está adecuadamente colocado, ya no lo encontramos). El robot nos va a reducir los tiempos (en una media hora está todo el pedido habitual diario dentro del robot, lo que tradicionalmente supone unas tres horas), y no es necesario que sea una persona metódica la que se encargue de hacerlo, sino cualquier persona, porque es imposible que se produzca un error: el robot aplica una serie de controles (el código de barras y la medida de la caja del medicamento) que dan entrada al fármaco. No hay posibilidad de pérdidas. El stock siempre está controlado y 100% efectivo.
-¿Qué otros sistemas de automatización desarrollan y comercializan?
Una de las ventajas del robot Rowa, gracias al número de instalaciones que tiene en este momento, 2.400 instalaciones en toda Europa, es que permite tener recursos para poder trabajar a fondo la I+D. Rowa no para de desarrollar productos; disponemos de sistemas adaptados para farmacias hospitalarias, para mayoristas de farmacia (almacenes distribuidores), y existen módulos dentro del robot Rowa como el cargador de producto automático, y sistemas avanzados para la dispensación de productos de alta rotación. El robot, que hace dos o tres años era una apuesta que hacía el farmacéutico acorde a su valor de servicio al cliente, ha pasado de ser una expectativa a una realidad. Ya no es una cuestión de futuro sino un presente absoluto.
-En el área informática han desarrollado un sistema de gestión, Nixfarma. ¿Qué ventajas aporta al sector farmacéutico?
Nixfarma es una herramienta muy eficaz, sobre todo ahora en la introducción de la receta electrónica. Hemos logrado que todas las fases de despliegue de receta electrónica que se han producido en Catalunya estén todas funcionando y en perfecto estado. La receta electrónica es un gran avance para la farmacia, sin duda; nosotros ayudamos a que estas farmacias que están en proceso de despliegue obtengan el éxito en esta área. Una de las zonas donde se ha efectuado el despliegue más amplio es Girona capital, y Nixfarma está en un 50-55% de estas farmacias.
-¿En qué proyectos está ahora Loginfar?
Nuestro proyecto está en seguir avanzando en nuestras líneas de negocio, en ser cada vez más competitivos y consolidar nuestra situación en el mercado. Nuestro proyecto más ambicioso está a finales de 2009, cuando en Catalunya habrá un despliegue del 100% de la receta electrónica. Queremos dar la mejor solución al farmacéutico ante esta nueva situación. En cuanto al robot, seguir creciendo, mantener esta situación de liderazgo. El nivel de satisfacción de nuestros clientes es altísimo; a día de hoy, un farmacéutico que se esté planteando la robotización, si va a ver a un compañero que ya esté robotizado, lo más probable es que salga convencido de que debe hacerlo. La farmacia que robotiza experimenta un cambio en todas sus áreas de trabajo, y es seguro que este farmacéutico ya no volvería al sistema de cajoneras. Ya se ve como algo arcaico.

RECUADRO: Ventajas del Robot Rowa
El robot Rowa es un sistema autómata de avanzada tecnología que permite al farmacéutico estar más tiempo dedicado a su cliente, ya que el robot se ocupará de las tareas más rutinarias como es traer el producto al punto de venta donde se ha solicitado y la colocación de los productos en el almacén de forma automática cuando llega el pedido. También permite ganar espacio, ya que al poder ubicar todo el medicamento en su interior podemos prescindir de las cajoneras o estanterías. Más espacio y más rentabilidad.

DESTACADOS:

"La idea del robot nació para que el farmacéutico pudiera dedicar más atención a sus clientes"

"Las farmacias robotizadas han sido capaces de captar la atención de personas que no eran clientes fidelizados"

"Una farmacia no robotizada ha de poner una persona dedicada horas a colocar los productos en los cajones"

"La farmacia que robotiza experimenta un cambio en todas sus áreas de trabajo"

 




Entrevista_vanguardia.pdf

IMATGES ASSOCIADES

VÍDEOS ASSOCIATS

Historial Notícies

PRINCIPAL | EMPRESA | SERVICIOS | PRODUCTOS | NOTICIAS | ARTÍCULOS | CONTACTAR | Aviso Legal | Diseño y código por NODELABS
Loginfar S.L. C/ Llull, 240. 08050 Barcelona | info@loginfar.com | 93 320 83 68